(0)

Paulina Soberon

Marketera de corazón, florista por pasión. Dejé mi carrera en el mundo corporativo para perseguir mis sueños de emprendedurismo y la vida me llevo a hacer flores. Antes, esto para mí era un hobby. Todos los domingos compraba flores en el mercado y decoraba mi casa con ellas. Y un día me di cuenta que podía hacer un negocio de ello. Así que me fui a Canadá, tome un curso de diseño floral y regresé a Querétaro para poner mi estudio. Desde 2013 Paulina Soberon Flower Studio abrió sus puertas y hemos ido creciendo a pasos agigantados posicionándonos en el mercado local como una de las florerías con mejores propuestas en el Bajío.
Busco que mis flores generen experiencias. Que mis clientes sientan la misma emoción que yo siento al ver un arreglo ya puesto en la mesa. Amo mi trabajo y creo que eso se refleja en mis diseños.

pau


Miri Vigil

Hay gente que está segura de lo que quiere ser de grande desde muy temprana edad. Yo no soy una de ellas, el destino me llevó por un camino que no había imaginado y me topé con las flores. Empecé a trabajar con Pau a mis 21 años mientras estudiaba la carrera y ya nunca me fui. Encontré en el diseño y la coordinación de eventos una pasión que no sabía que existía. Y poco a poco me fui adentrando en el mundo del diseño floral. He tomado varios cursos en la Ciudad de México que me han preparado para hoy ofrecer diseños innovadores a todos nuestros clientes. Amo el sentimiento después de terminar un evento o un arreglo floral. Cuando das unos pasos hacia atrás y ves que lo que está enfrente de ti salió de tu imaginación y que tus manos fueron la herramienta para lograr que se viera así.
Me siento muy afortunada de trabajar con flores todos los días.

miri